Emprendimiento y negocios en el cine: Investigación sobre profesionales freelance en Paraguay.

Actualizado: 24 de oct de 2018


El arte y negocios no siempre van de la mano, pero esta creencia está cambiando cada vez más en los últimos años. La industria del cine en Paraguay está naciendo y la competitividad se volverá cada vez más intensa. Como escuche decir hace unos meses en el Festival de Cine de Edimburgo a Marcelo Martinessi, director de la premiada película paraguaya Las Herederas: “Este no es el nuevo cine paraguayo, es el inicio del cine paraguayo”.


De acuerdo a un estudio comisionado por el BID en 2015, algunos sectores de las industrias creativas como el audiovisual han tenido un crecimiento anual significativo en los últimos cinco años y podría seguir este crecimiento a futuro si se sigue desarrollando al mismo nivel.


A nivel mundial estamos navegando hacia una economía creativa (ver post anterior) donde se buscan cada vez más habilidades como la creatividad y el arte no sólo en industrias afines sino en muchos otros sectores. Como productora audiovisual y especializándome en economía creativa tomé como tema de estudio qué tanto conocen mis colegas sobre negocios y como utilizan habilidades reconocidas de emprendedores en su trabajo freelance.


El audiovisual se está convirtiendo actualmente en una industria basada en proyectos, es decir que las productoras audiovisuales trabajan mas con profesionales freelance que con personal fijo. Este es un fenómeno a nivel mundial y los investigadores concuerdan que los trabajadores deben adaptarse a estos cambios constantes (Block et al., 2001; Davenport, 2016; Pratt y Jeffcutt, 2009). Los cambios también llevan a un nivel de trabajo inestable que los freelancers deben sobrellevar, esta es una característica muy común en la economía creativa de acuerdo a Howkins (2002).


Para entender esto, Finney y Trina en su libro International Film Business (2015) concuerdan que los trabajadores del audiovisual necesitan entender de negocios, así como tener habilidades de manejo de personas y proyectos para sobresalir en esta nueva economía. Los autores afirman que si estas habilidades no están inherentes a los trabajadores podría, a largo plazo, dañar el crecimiento de la industria. El trabajador freelance en el cine debe pensar en creatividad y negocios de la misma manera. Esto es cierto en todas las industrias creativas pero mas que nada en el cine, que es una de las más visibles en el mundo por su llegada masiva y a público de todas las edades.


La investigación de mi tesis de Master se basó en identificar las habilidades de negocios y emprendimiento que los trabajadores freelance del audiovisual en Paraguay quieren conocer y cómo les gustaría aprenderlas. El fin de esta investigación es crear un modelo de enseñanza basado en los resultados ya que diferentes estudios demuestran que los profesionales creativos están mas abiertos a aprender si esto viene de colegas y con experiencia en la industria (Rae, 2004; Rafo et. al, 2000).


Las entrevistas fueron realizadas a profesionales activos con varios años en la industria y de distintas áreas de la cadena audiovisual como arte, producción, dirección, vestuario, guión, entre otras.


Foto de José Palacios

Algunas de las conclusiones de mi investigación tenían que ver con los estudios realizados por los profesionales. Si bien muchos de ellos tenían estudios sobre cine, lo que mas valoran fueron los talleres o cursos que realizaron mas específicos sobre su área, muchos de ellos en el exterior. La mayoría concuerda que sus estudios de cine no los prepararon para ser emprendedores.


Las habilidades de negocios que poseían los entrevistados nada tenían que ver con sus estudios, muchos concuerdan haber aprendido durante sus años de trabajo. Pero si coinciden en que existen habilidades que podrían mejorar o que les gustaría aprender.


Algo muy interesante es que si bien no todos deseaban tener su propia empresa, la mayoría entiende que necesitan manejarse como un negocio individual si quieren seguir teniendo trabajo e ir creciendo en la industria. Pero muchos todavía tenían el concepto de “empresario/a” como algo negativo o simplemente algo que no es compatible con el arte o la creatividad. Esta idea debemos cambiar desde adentro y por eso es muy importante que la economía creativa como término se profundice en las diferentes industrias creativas. Generando una alianza entre negocios y arte ayudamos a la economía y nos ayudamos a nosotros como trabajadores.


Asimismo, los profesionales son conscientes que necesitan aprender ciertas habilidades para seguir creciendo en el mercado cada vez mas competitivo. Esto hace que los freelancers busquen información sobre negocios y quieran aprender, creando así una demanda para talleres y cursos que enseñen estas habilidades. El problema que existe es que la mayoría de los disponibles hoy en día en Paraguay, no están enfocados a creativos ni a la industria del cine.



Algunas de las habilidades más requeridas por los profesionales son la realización de modelo de negocios, conocimientos legales, finanzas y propiedad intelectual. La explotación del copyright es una de las características base de la economía creativa y es fundamental que conozcamos en profundidad sobre el tema.


Para crear recursos es necesario entender la necesidad de estos profesionales. Los freelancers del audiovisual creen que la accesibilidad online de videos, blogs e información legal ayudaría a aprender sobre negocios y emprendimiento. Así también pagarían por talleres o cursos si estos están enfocados a sus necesidades como profesionales creativos.


Si bien la mayoría de los profesionales del audiovisual están enfocados en especializarse en su área no se debe dejar de lado la enseñanza de habilidades de negocios y emprendimiento para tener una industria sustentable a largo plazo como ya lo señalan los expertos (Block et al., 2001; Davenport, 2006; Finney y Trina, 2015). Así también estas habilidades deben ser adaptadas a los artistas dependiendo de la industria ya que podrían ser diferentes a las de una empresa tradicional (Bridgstock, 2013).


"El emprendedor en la economía creativa opera como en cualquier otro sector pero con la gran diferencia que maneja recursos que son personales y provienen de sí mismo mas que de recursos externos como financiación, equipamiento, etc. Su trabajo es el de crear valor a partir de recursos propios que pueda interesar al mercado." - John Howkins

Referencias:


Block, P. et al. (2001). Managing in the Media. Oxford: Focal Press.


Bridgstock, R. (2013). ‘Not a dirty word: Arts entrepreneurship and higher education’. Arts and humanities in higher education, 12(2-3), pp. 122-137. doi: https://doi.org/10.1177/1474022212465725


Davenport, J. (2006). ‘UK Film Companies: Project‐Based Organizations Lacking Entrepreneurship and Innovativeness?’. Creativity and Innovation Management, 15(3), 250-257. doi:10.1111/j.1467- 8691.2006.00394.x.


DGEEC (2009). Clasificación Nacional de Actividades Económicas del Paraguay. Fernando de la Mora.


Economía Naranja Fuerza Creativa (2018) El Proyecto. Available at: http://www.cird.org.py/econaranja/el-proyecto/


Economics, O., and Council, B. (2014). The economic impact of the creative industries in the Americas. London: British Council.


Finney, A. and Trina, E. (2015). The international film business: A market guide beyond Hollywood. London: Routledge.


Howkins, J. (2002). The creative economy - How people make money from ideas. London: Penguin.


Pratt, A., and Jeffcutt, P. (2009). Creativity, innovation and the cultural economy. London; New York: Routledge.

Rae, D. (2004) ‘Entrepreneurial learning: a practical model from the creative industries’, Education + Training, 46(8/9), pp. 492-500. doi:10.1108/00400910410569614.


Raffo, Carlo, et al. (2000) ‘Teaching and learning entrepreneurship for micro and small businesses in the cultural industries sector’, Education+ Training, 42(6), pp. 356-365. doi: 10.1108/00400910010353653.


Foto crew de cine paraguayo por José Palacios